Franquíciate con Aural
Reserva tu citaCentros cercanos
TELÉFONO GRATUITO: 900 29 30 78

>

¿Qué es una
audiometría?

La audiometría es una prueba que detecta los umbrales de audición y en consecuencia sirve para detectar si existe pérdida auditiva. Distinguimos, principalmente, dos tipos de audiometrías: La audiometría tonal y la audiometría vocal o verbal. La primera sirve para medir la cantidad de pérdida y la segunda para conocer la calidad con la que oye un paciente.

En los centros auditivos Aural realizamos audiometrías, siempre de manera gratuita, para comprobar la audición y estudiar si una ayuda auditiva puede mejorar el rendimiento y la calidad de vida de una persona que presente pérdida auditiva. Nuestro objetivo es ser el mejor camino al bienestar de las personas con dificultades de audición.

Los datos facilitados serán tratados por Widex, para contactar con Ud. y posibilitar la gestión de su solicitud información o de cita en el centro de la Red Aural que haya seleccionado y, en caso que lo consienta marcando la correspondiente casilla, para remitirle información acerca de Aural/ Widex. Para ello, podría ser necesaria la comunicación de sus datos a centros de la Red Aural que no son titularidad de Widex. Para ampliar la información facilitada, o para ejercicio de los derechos que la ley le otorga (acceso, rectificación, supresión, limitación y oposición), puede acceder a las Políticas de Privacidad

>

Tipos de audiometría

Audiometría tonal
La audiometría tonal es la prueba que nos permite evaluar el funcionamiento del sistema auditivo y nos revela si la audición está alterada en la parte de la transmisión del sonido (suele afectar al oído externo y/o medio) o en la parte neurosensorial y más relacionada con el oído interno. En ocasiones la pérdida auditiva es una combinación de ambas.
En los centros auditivos Aural realizamos la audiometría tonal en una cabina audiométrica o habitación acondicionada acústicamente. Sus paredes deben estar preparadas para aislar del entorno y para evitar reverberaciones o ecos. De esta manera se obtiene una medición más eficiente.
El audiómetro es el equipo que emite las señales acústicas para medir la audición. Para obtener la respuesta, pedimos al paciente que cuando oiga un sonido, por suave que sea, nos lo indique mediante un pulsador o levantando la mano. Esto nos sirve para determinar el volumen al que oye cada sonido que exploramos.
El objetivo de esta prueba es definir el umbral de audición, es decir, los sonidos más débiles que el oído del paciente es capaz de oír. Esta prueba determina, comparando el resultado con la normalidad, el grado de pérdida auditiva.
Audiometría vocal o verbal
Es una prueba muy importante para nosotros, ya que nos dice la calidad con la que un oído entiende. Muchos pacientes nos manifiestan que “oyen pero no entienden”. Esta situación es muy habitual ya que no es lo mismo oír (detectar un sonido), cosa que marca la cantidad de pérdida, que entender (comprender el habla), que marca la calidad con la que llega el sonido al cerebro.
Para obtener este resultado, en nuestros centros:
Pasamos un listado de palabras a diferentes intensidades, de un volumen más flojo a otros de mayor intensidad.
Pedimos al paciente que nos repita las palabras que escuche.
Comparamos el resultado con la normalidad para saber el grado de entendimiento máximo que tiene este paciente.
Esta prueba marca y predice cuál puede ser el pronóstico de una adaptación con audífonos. A mejor resultado en esta prueba, mejor funcionará la solución que le propongamos.
Audiometría verbal en ruido
Muchas personas manifiestan que entienden bien en ambientes silenciosos, o en el tu a tú con otra persona. En cambio, refieren dificultades cuando se encuentran en ambientes con ruido de fondo (comidas familiares/sociales con varias personas, en la calle, reuniones, etc…).
En Aural medimos cómo afecta el ruido de fondo a la comprensión del habla mediante la audiometría verbal en ruido, lo que nos ayuda a seleccionar mejor qué tecnología puede ser más adecuada para obtener un mayor rendimiento de la persona en estos ambientes de más dificultad de escucha.
Audiometría verbal infantil
En los centros auditivos pediátricos Aural realizamos audiometrías tonales a niños de cualquier edad adaptando las técnicas de valoración y complementándolas con otras pruebas.
De esta manera, podemos realizar:
Audiometrías por observación de la conducta.
Audiometrías por refuerzo visual.
Audiometrías lúdicas.
Realizamos también audiometrías verbales infantiles y otras pruebas como son:
Prueba de rendimiento protésico.
Otoscopia
Impedanciometría: timpanometría/reflejos acústicos.
Además de estos cuatro tipos de audiometrías, en los Centros Auditivos Aural también realizamos videotoscopias y timpanometrías.
La videotoscopia es una prueba que determina el estado del oído externo. El objetivo es descartar cualquier circunstancia que pueda hacer que el resultado de la audiometría no sea fiable.
La prueba consiste en visualizar en una pantalla cómo está el oído externo, que es la parte del oído que va desde la entrada del conducto auditivo hasta el tímpano. Nos sirve por ejemplo para detectar si tiene algún tapón de cera.
En caso de observar alguna anomalía, remitimos al paciente al médico otorrinolaringólogo.
La timpanometría es una prueba que mide la elasticidad o movilidad del oído medio. Nuestro oído tiene una parte mecánica, compuesta por el tímpano y la cadena de huesecillos (martillo, yunque y estribo) que actúa como amplificador natural del oído. Esta prueba determina como es de eficaz la transmisión del sonido a través de esta parte del oído

>

Grados de pérdida
de audición

Tras la realización de una audiometría, se obtiene un audiograma, que es una ilustración gráfica de los resultados obtenidos durante la prueba de audición.

Se trata de un gráfico que muestra los umbrales de audición de una persona en relación a la audición normal media. En una audiometría, se expresan los umbrales de audición en decibelios de nivel de audición (dB de HL), que tienen como referencia la curva del umbral de audición normal (0dB). Una persona cuyos umbrales tengan un valor mayor que 25 dB tiene una pérdida de audición. Hay diferentes grados de pérdida auditiva y se clasifican del siguiente modo:
Grados de pérdida de audición

Hipoacusia de entre 26 a 40 dB
Se denomina hipoacusia leve y provoca dificultades para entender el habla en ambientes ruidosos y para oír sonidos lejanos o suaves y susurros. Se pierde el sonido del tic tac de un reloj.

Hipoacusia de entre 41 a 70 dB
Se denomina hipoacusia moderada y dificulta el poder mantener conversaciones normales incluso en ambientes tranquilos. Tampoco podría oírse, por ejemplo, el ruido de una aspiradora o el ladrido de un perro.

Hipoacusia de entre 71 a 90 dB
Se denomina hipoacusia severa. Las personas con este tipo de hipoacusia solo pueden percibir voces fuertes emitidas a distancias cercanas.

Hipoacusia de más de 90 dB
Se trata de una hipoacusia profunda que permite únicamente oír ruidos ambientales muy fuertes y no permite oír el habla. Tampoco se oiría el llanto de un bebé.

Pérdida total de audición
Se denomina anacusia. No permite oír ni siquiera el ruido de un avión.

>

Audífonos según el grado de hipoacusia

Audífonos para hipoacusias leves

Hipoacusias
leves

Para personas con hipoacusias leves, en los Centros Auditivos Aural contamos con:
Audífonos prácticamente invisibles (audífonos intracanal) y audífonos muy pequeños y con un exclusivo y atractivo diseño (audífonos RIC).
Proporcionan un sonido auténticamente natural y, además, cuentan con inteligencia artificial para que se adapten a cómo le gusta oír al usuario en cada ambiente, permiten oír directamente en el oído cualquier audio del móvil o la tablet y se controlan desde el móvil.
Disponibles en las gamas WIDEX MOMENT, WIDEX EVOKE y WIDEX ENJOY.
Audífonos para hipoacusias moderadas

Hipoacusias
moderadas

En el caso de la hipoacusia moderada, contamos también con una propuesta tecnológica de primer nivel:
Audífonos pequeños y discretos, de diseño atractivo.
Incorporan las tecnologías más punteras en audición: Inteligencia artificial (para que el audífono conozca las preferencias del usuario y se adapte a ellas), conectividad directa (para oír el sonido del móvil o la tablet directamente en el audífono) y control desde el móvil.
Proporcionan un sonido tan natural que no tiene precedentes.
Disponible en las gamas WIDEX MOMENT, WIDEX EVOKE y WIDEX ENJOY.
Audífonos para hipoacusias severas y profundas

Hipoacusias
severas y profundas

Para las hipoacusias severas y profundas contamos con una gama tecnológica de audífonos retroauriculares de alta potencia.
Elegante diseño
Con inteligencia artificial, lo que supone que pueden aprender de las preferencias de los usuarios para proporcionarle la mejor audición en cada ambiente basándose en cómo le gusta oír a ese usuario.